CURIOSIDADES BRITÁNICAS

Una vez más hago mías las palabras de Miguel de Cervantes…..

“TO BE PREPARED IS HALF THE VICTORY”

Es cierto en muchos aspectos de nuestra vida. Por ejemplo, en los estudios y en el trabajo pues vivimos en un mundo global dónde es cada vez más importante estar formado y aprender un nuevo idioma.

Es obvio que el principal beneficio de aprender inglés nos ayudará en nuestra carrera profesional pero nos será útil también cuando viajemos a otro país.

Cada cultura es diferente y es gracias a los idiomas que podemos conocer más de cerca otros países y culturas, sus costumbres y tradiciones bien estudiando su idioma nativo o bien trabajando y viviendo un tiempo en el extranjero.

Cada cultura tiene sus peculiaridades y curiosidades. Como profesora de inglés,  voy a escribir sobre las costumbres británicas. Estoy segura que muchas de las costumbres te sorprenderán tanto o más que a mí.

Es cierto que  buscando en internet tenemos mucha información similar a lo que yo os voy a contar. Además de mi propia experiencia, algunos de esos enlaces han sido de ayuda. Espero que lo sean para vosotros en el caso que os animéis a estudiar o trabajar una temporada en el Reino Unido.

http://www.huffingtonpost.es/2014/08/24/estereotipos-britanicos-verdad_n_5695134.html

https://www.aulaingles.es/blog/curiosidades-britanicas-o-por-que-los-ingleses-son-raros/

Seguro que alguna vez hemos escuchado o dicho que los ingleses son “un poco raros” o “que van un poco a su aire”. No es de extrañar pues conduce por la izquierda, miden la distancia en pies, pulgadas o millas, el peso lo calculan en libras y siguen resistiéndose a utilizar el euro como moneda.

Volviendo la vista atrás, recuerdo mis primeros días en Nottingham. Compartía casa con otros estudiantes y lo primero que me sorprendió es que no tienen persianas y que parecían estar obsesionados por la moqueta. El único lugar de la casa que se libraba de estar cubierto por la moqueta era la cocina y los baños. Aunque a veces…. ¡!hasta en los baños hay moqueta!!

Hasta encontrar casa, mis compañeros españoles y yo tuvimos la gran suerte de estar unos días en casa de una familia inglesa. Es cierto que eran amigos de Fran que ya había estado en Nottingham pero Sandra y yo, éramos para entonces dos desconocidas. Tengo que decir que la fama de fríos de los ingleses no es del todo cierta. Recuerdo a esta familia como muy hospitalaria y amigable. Mi vecina y su hija eran igualmente encantadoras. Eso sí, tardamos un tiempo en coger confianza, pero después nació una bonita amistad.

La duda vendrá cuando nos presenten a alguien. ¿Besos o mano? Puedes optar por dar la mano siempre. Se dice que la razón es que respetan sus espacios al máximo o más que nosotros, los españoles. Por eso, si cuando te presenten a alguien vas decidido a darle un par de besos en las mejillas, no te preocupes, al ver su cara pararás a medio camino y disimularás como puedas.

Una vez instalados, llegó el momento de coger el autobús para ir a nuestra universidad. Y …¡¡¡sorpresa!!! que no te extrañe si tienes que hacer cola y esperar tu turno para subir. Quizás estés acostumbrado a hacerlo o no porque no es algo tan habitual en nuestro país. Nosotros somos más de ir con prisas y sin querer, algún empujoncillo se escapa.

Lo de la puntualidad es cierto. En clase, los que llegábamos tarde a clase éramos los españoles o los italianos.

Te preguntarás si lo de tomar el té es cierto cien por cien. Según mi experiencia, creo que no. Siempre encuentras a gente que no le gusta el té como en España, hay gente que no le gusta el café o que sí le gusta el té. Es cuestión de gustos.

Sin embargo, recuerdo una tarde de domingo en casa de nuestros amigos ingleses… Al llegar la hora del té, me sorprendió la costumbre de tomarlo con galletas crackers y diferentes tipos de quesos.

Hablando de comida… me quedo con nuestra rica dieta mediterránea y nuestros guisos y comidas típicas manchegas (gachas, gazpachos,….) Como en todos los sitios, hay excepciones como mi vecina Caroline pero en general, lo de comer no es lo suyo.

A veces, tienes la impresión de que no le dedican mucho tiempo… Si vives con una familia inglesa te irás al trabajo o la facultad con un sándwich y una bolsa de patatas fritas en el pack lunch que se decía en mis tiempos… ahora también conocido como box lunch. De postre, una chocolatina, que a mí me encantan pero que todos los días es “too much” (demasiado).. Vamos que como yo lo veo ese almuerzo para comer no es suficiente a esas horas del día. Hablamos de las doce o la una del mediodía.  Aunque rico, tampoco lo es un fish & chips mientras vas de un lado a otro o una hamburguesa en un burger o Mc Donald.

Es algo que nos cuesta entender, pero si tenemos en cuenta que sus horarios de trabajo son diferentes a los nuestros y que su comida más importante es la cena y que es hacia las siete de la tarde le encontramos la lógica a eso de almorzar más ligero. Eso sí, una pena y algo a lo que difícilmente nos acostumbramos con lo que nos gustan a nosotros las sobremesas y nuestro ratito de siesta.

Os dejo este enlace para curiosear sobre un día típico inglés:

https://trucoslondres.com/habitos-horario-britanico/

S Siguiendo con la comida… no nos podemos olvidar de que les encantan las salchichas (de las que consumen 5 millones cada día) y las bakedbeans (su consumo es el doble que cualquier otro ciudadano de la Unión Europea).  Aunque nosotros nos quedamos con los chorizos, morcillas, un buen fuet y por supuesto nuestro jamón serrano sin olvidarnos de nuestras habichuelas con chorizo o una buena fabada asturiana.

Los supermercados ingleses también pueden resultar bastante sorprendentes a ojos de un español: en muchos casos la variedad de chocolatinas y productos preparados resulta impresionante. Parece que a los británicos de hoy en día no les gusta demasiado cocinar: tanto es así, que uno de sus chefs más famosos, Jaime Oliver, lanzó una campaña para que sus conciudadanos retomasen los fogones y comieran más sano.

También te llamará mucho la atención algunas tiendas de barrio, muchas de paquistaníes o indios. Muchos son totalmente británicos (perteneciente a la segunda o tercera generación nacida ya en Reino Unido.

Bueno, y ¿qué pasa los fines de semana? Llegada la hora de salir, recuerdo que íbamos al cine y aunque no íbamos de fiesta, nos cruzábamos con los jóvenes ingleses preparados para salir. Porque allí se sale más temprano que en España. También es cierto que los restaurantes y pubs cierran antes o al menos así era entonces. Hablo de unos quince años atrás.

La pregunta es moda… ¿o anti moda? El estilo de vestir de las chicas inglesas es bastante raro. A la hora de vestir no hay complejos. Desde el no tener en cuenta la estación y plantarse un vestido de tirantes en pleno enero a combinar calcetines con sandalias.

Para terminar y centrándonos en el idioma….te darás cuenta que tienen muchas palabras para todo. Y esto te hará un poco más complicado aprender durante tu estancia en Inglaterra, pero no hay nada que puedas hacer para evitarlo. Por ejemplo, el cuarto de baño puede llamarse de tres formas distintas en función de qué hay dentro. Si solo tiene la taza, es un “toilet”, si además hay lavabo, pasa a llamarse “bathroom” y si es un completo, con bañera o ducha incluida, entonces tendrás que llamarlo “showerroom”. Lo mismo ocurre con las patatas fritas, que tendrás que elegir entre “fries”, “chips” y “crisps”. Las primeras son las de toda la vida, las segundas un poco más gordas y las últimas las de bolsa.

Otra curiosidad sobre la reina, una auténtica institución en el Reino Unido: si un ciudadano de este país alcanza a cumplir los cien años de edad, recibe una carta personalizada de Su Majestad en persona. Todo un detalle por su parte.

Otra, que la reina de Inglaterra es la dueña legal de nada menos que ¡un sexto de la superficie del planeta! pues no hay que olvidar que Inglaterra tiene un rico pasado colonial que perdura a través de la Commonwealth. Una de las consecuencias es que el inglés es la lengua oficial en muchos países del mundo.

Estos son solo algunos de los ejemplos más habituales de las rarezas que irás encontrando durante tu estancia. Mi consejo es que disfrutes de lo diferente porque es lo que enriquecerá tu experiencia.

 

Anabel Torres Girón

Departamento lingüístico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *