TODO SE PARA, SI LA TECNOLOGÍA SE PARA

TODO SE PARA, SI LA TECNOLOGÍA SE PARA.

 

La destrucción de la Tecnología en la LOMCE.

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte publicó en el BOE número 295, de 10 de diciembre de 2013, la Ley Orgánica 8/2013 para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), una ley impropia del siglo XXI, antipedagógica y anclada en el Medievo que representa un modelo educativo obsoleto y que con sus cambios curriculares ha conducido a la destrucción de la materia de Tecnología en ESO y Bachillerato.

 

La famosa “Ley Wert”, retrógrada e injusta, reduce drásticamente el horario lectivo de materias fundamentales como la Tecnología, reduciéndolo a su mínima expresión y no aprovecha las inversiones realizadas en formación del profesorado, experiencia docente, instalaciones y recursos de los centros. Es destacable que los países con mejores resultados académicos en el informe PISA, apuestan decididamente por la formación tecnológica de sus alumnos. Curiosamente, en el mencionado informe, España se sitúa por detrás de países como Macao en ciencias, matemáticas y comprensión lectora.

 

La Tecnología debe ser una apuesta de país.

Un país como España debe planificar dónde quiere estar y no dar “palos de ciego” en algo tan serio como la educación. Llevamos más de dos décadas haciendo constantes cambios en las leyes educativas, imponiendo la ideología del partido del Gobierno de turno, pero nunca nos hemos sentado a definir, de una vez por todas, una ley consensuada. Ningún país puede soportar tantas leyes educativas seguidas en tan corto lapso de tiempo. Para buscar el ansiado “crecimiento económico” del que tanto hablan nuestros políticos tenemos tres caminos: los servicios; los recursos naturales; y la innovación y el conocimiento.

 

¿Queremos ser un país de mano de obra barata y de servicios? ¿Queremos ser un país puntero? ¿Queremos acercarnos a los países más avanzados? ¿Dónde queremos estar? Sea lo que sea hay que crearlo desde la base. Y yo me pregunto: ¿Por qué en España no se apuesta por la tecnología como motor de futuro?

 

Todas las competencias básicas las integra la Tecnología.

La materia de Tecnología es la única asignatura en la ESO que integra todas las competencias. Motiva a los alumnos a innovar, promueve el ingenio, la creatividad y el trabajo en equipo, facilita la puesta en práctica de los conocimientos adquiridos en otras materias. Integra teoría y práctica a través de la resolución de proyectos. Igual que enseñamos a nuestros alumnos a sumar, a leer y a comprender también hay que enseñar a proyectar y a aplicar conocimientos como las matemáticas y la física.

 

Esta asignatura es necesaria para conocer cómo nos facilita la vida a día de hoy y las posibilidades que nos ofrece la tecnología en el siglo que afrontamos. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos hacemos un uso continuado de tecnología. Mira a tu alrededor, todo es tecnología. ¿Qué harías si desapareciese de tu vida? Introducir sus conceptos desde jóvenes es fundamental porque la tecnología es lo que mueve el mundo. Estamos a punto de convertirnos en un país repleto de analfabetos tecnológicos, “consumidores de tecnología” pero no “creadores de tecnología”.

La LOMCE ha provocado que la asignatura de Tecnología desaparezca en edades tempranas y en el Bachillerato. Los docentes nos hemos quedado perplejos ante el despilfarro de recursos, conocimientos y experiencias adquiridas durante los últimos 25 años. Los centros educativos cuentan con recursos materiales, talleres y laboratorios que desde hace años están funcionando. La inversión en infraestructuras y recursos no se pueden abandonar, ni eliminar por los continuos cambios de currículum.

Los que legislan las leyes no son conscientes del grave daño que están haciendo al reducir a su “mínima expresión” la carga horaria de Tecnología en la educación básica. El futuro de cualquier país desarrollado pasa por inversiones en tecnología, innovación y desarrollo; si la eliminan de la educación básica, nos están dejando sin futuro.

¿Qué pasa si paramos la Tecnología?

Piénsalo…

Joaquín Galdón

Departamento Científico-Tecnológico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *